21 septiembre - DÍA INTERNACIONAL DEL ALZHEIMER

Actualizado: sep 25

Hoy, 21 de septiembre, día mundial del Alzheimer, enfermedad que supone el 50% de todos los diagnósticos de demencia en la actualidad.


Por ello, queremos hacer hincapié en los recursos que pueden tener los familiares de una persona con demencia y las intervenciones que se pueden realizar desde el área de la neuropsicología en las personas afectadas. El envejecimiento se caracteriza por la aparición de cambios cognitivos dentro de la normalidad siendo más acentuados en la esfera de la memoria, la rapidez del pensamiento y el razonamiento. Hablamos de envejecimiento porque la edad avanzada constituye el principal factor de riesgo para desarrollar demencia. Otros factores de riesgo para la aparición de deterioro cognitivo y demencia asociados a la edad son:

  • En menores de 45 años: Menor acceso a la educación formal.

  • De 45 a 65 años: Pérdida de audición, traumatismos, hipertensión, consumo de alcohol, colesterol y obesidad.

  • Mayores de 65 años: Estrés mantenido en el tiempo, consumo de tabaco, depresión, trastorno del sueño, falta de contacto social, sedentarismo, dieta y diabetes. 

Saber identificar en uno mismo o en un familiar las sospechas de pérdida funcional son crucial para abordar de forma temprana el problema. La prevención de la demencia se centra en reducir el daño neuropatológico e incrementar y mantener la reserva cognitiva.


Desde neurobidea nos basamos en la evidencia científica con el objetivo de realizar una evaluación exhaustiva del funcionamiento de la memoria y del resto de procesos cognitivos de nuestros pacientes. Así podemos elaborar un programa de prevención y/o intervención adecuado a las necesidades de cada persona llevando a cabo las sesiones de estimulación cognitiva personalizadas. Además, otro de nuestros objetivos es tranquilizar, ofrecer confianza y aumentar la autoestima que se ve muy afectada en estos casos.


La intervención la basamos en las teorías de la neuroplasticidad del cerebro, que se basan en la adaptación al desequilibrio que se produce tras un daño. Esto resulta fundamental para comprender el aprendizaje y la recuperación de funciones cognitivas y motoras tras una lesión.

La demencia es síndrome que incluye un conjunto de síntomas cognitivos y conductuales suficientemente frecuentes e intensos como para producir una alteración en el funcionamiento habitual o cotidiano de la persona. De forma específica, la demencia supone un deterioro en procesos como la atención, el aprendizaje, la memoria, el lenguaje, y los podemos encontrar en distintas situaciones de la vida diaria:

  • Alteraciones en la memoria semántica y episódica: incapacidad para recordar listas de palabras o acontecimientos que han ocurrido hace poco tiempo, olvidando de forma rápida la información. Además, se refleja en la conducta del paciente repetir continuamente la misma pregunta cómo si lo hiciera por primera vez (que no es lo mismo que preguntar algo que se le ha olvidado), olvidar citas importantes o el lugar donde ha colocado objetos de su interés. 

  • En relación al lenguaje: deficiencia en la denominación. Con la evolución de la enfermedad se empiezan a ver afectadas la comprensión y la expresión del lenguaje. 

  • Desorientación espaciotemporal: Al principio se observa ante lugares desconocidos, pero acaba afectando al reconocimiento de lugares conocidos. 

  • Apraxias: Suelen equivocarse en las prendas que seleccionan para vestirse (ropa de invierno en verano) y en su colocación (falda como camisa).

  • Agnosias: un ejemplo es la prosopagnosia, la cual dificulta el poder reconocer caras conocidas y en fases más avanzadas incapacidad para conocer su propia cara.

  • Alteraciones en personalidad, emoción y conducta: siendo la depresión y la apatía las más comunes. Además de agresividad, deambulación, trastornos del sueño, ansiedad, alucinaciones y delirios, ideas de robo y conductas de acumulación.

  • Repercusiones funcionales: en fases iniciales se evidencian en errores de como la contabilidad doméstica o en la conducción, y es en los estadios más avanzados en los que requieren ayuda para todas las actividades básicas de la vida diaria como el control de esfínteres, la deglución, etc.

Centros especializados como neurobidea no se olvidan de la necesidad de intervenir psicológicamente con los familiares o los cuidadores debido a la repercusión que tiene la demencia en la autonomía y funcionalidad de la persona. A continuación, describimos algunos errores que se dan en los cuidadores y que habitualmente trabajamos en consulta:

  • Asumir cada vez más responsabilidades sobre la persona a la que cuidamos.

  • Desconocer los recursos con los que podríamos contar en nuestro entorno.

  • Estar disponible siempre, incondicionalmente, las 24 horas del día. Esto implica no disponer de tiempo para uno mismo, reduciendo el tiempo de ocio personal.

  • Tener sentimientos de culpa constantemente.

  • Pensar en negativo y no ver soluciones a los problemas.

  • Sentir tristeza de forma habitual y no hacer nada para que cambie.

El cuidador podría : 

  • Saber pedir ayuda a profesionales y a otros familiares antes de sentirse sobrepasado en sus capacidades y recursos.

  • Prepararse e ir anticipando la evolución. Planificar el futuro haciendo una previsión en el tiempo.

  • Poder pensar en qué recursos y en qué personas se apoyará en cada fase de la enfermedad.

  • Mantener, en lo posible, sus actividades y relaciones habituales. 

  • Ser reconocido por los demás familiares de forma valiosa en su función como cuidador. 

En neurobidea contamos con especialistas capaces de identificar la trascendencia de esas primeras quejas de memoria (propias de los pacientes u observadas por su entorno) e intervenir sobre este problema tanto en esas fases iniciales como en personas ya diagnosticadas de Alzheimer, incluyendo el trabajo con sus familias.


Referencias:

  • Arnedo, M., Bembibre J., Triviño, M. (2012).Neuropsicología a través de casos clínicos

  • Guía práctica para profesionales que trabajan con enfermos de Alzheimer. (2012). Centro Alzheimer Fundación Reina Sofia.

  • Arango, J.C. (2019). Daño cerebral. Manual Moderno.

  • Livingston, G.  et al. (2020).  Dementia prevention, intervention, and care: report of the Lancet Commission. The Lancet Commission. 


56 vistas

© 2020 NEUROBIDEA NEURORREHABILITACIÓN S.L.

  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Círculo Negro
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Círculo Negro